TERAPIA SANACIÓN NIÑO INTERIOR

Con PÉNDULO HEBREO

El niño interior no es una entidad física. Es la estructura psicológica más vulnerable y sensible de nuestro yo.

El concepto de niño interior puede significar muchas cosas y muy diferentes para distintas personas. Un símbolo de todo el potencial que tenemos dentro y una manera de describir el dolor de no haber recibido todo el amor, cuidado y protección que hubiéramos necesitado. “El niño herido que vive en nuestro interior, es el que crea nuestro sistema de creencias básico”.

Disponible para reserva

60,00

 Cuando comenzamos a ser conscientes de nuestro niño interior, en realidad estamos conectando con todas esas partes que en nuestra infancia fueron heridas, separadas o disociadas.

Nos desconectamos de nuestro auténtico ser, nuestra esencia de nacimiento por no recibir todo el AMOR que necesitamos desde fuera para mantener nuestro propio Amor vivo, y esto nos causa una herida, un dolor que crea otra parte del niño interior que es el niño interior herido. Es nuestra parte vulnerable, solitaria, dolorida, desatendida, traumatizada, que se escondió detrás de una coraza que se construyó para defenderse o protegerse de recibir más dolor del exterior.

Esa parte herida, asustada, insegura, va a estar ahí, la mayor parte de las veces inconsciente, esperando ser rescatada y sanada. Se mantiene en el presente como un niño interior que se ha quedado bloqueado en el momento del dolor que no pudo asimilar y por ello no creció. Mientras otra parte nuestra, la que ha ido creciendo, se ha convertido en nuestra parte adulta, que es la que se relaciona con el mundo exterior. Y se relaciona con los demás a través de esa coraza, máscara o estrategia protectora que llamamos personalidad y que nos ponemos para que nos acepten, aprueben, y no nos abandonen dejándonos desatendidos, solos y olvidados.

Todos tenemos un niño interior herido. Pero la gran mayoría ha sentido de una forma u otra que le faltaba algo, que necesitaba curar, reparar, dejar salir el dolor que produce el no sentirse amado como uno necesita.

La mayoría de las personas no se percatan de la existencia de este niño interior, pero lo cierto es que en ocasiones es el quien determina como respondemos ante determinadas circunstancias.

Cuando reaccionamos de forma exagerada o incomprensible, probablemente es nuestro niño interior el que esta expresado su trauma a través del adulto. Mientras nosotros seguimos pensando que ante las dificultades reacciona la persona adulta; sin embargo el que lleva el control de la tormenta emocional es ese niño interior lastimado que habita dentro del cuerpo adulto.

Otro riesgo de mantener a nuestro niño interno con sus heridas intactas, es que puede bloquear nuestra capacidad a través de las creencias limitantes que tiene asociadas a su miedo rabia, tristeza como por ejemplo “no soy capaz” “es imposible que lo logre” “no soy lo suficientemente bueno”, etc.

Nadie puede ser un adulto feliz y completo sin rescatar a su niño interior. Porque él es la base de nuestro ser emocional y el que está en el centro de nuestros sentimientos. Beneficios de la sanación del Niño Interior:

– recuperar nuestra seguridad y confianza en nosotros mismos.
– sanar nuestras heridas de abandono, rechazo, injusticia, humillación y
traición.
– sentirnos libres y empoderados.
– liberarnos de las emociones reprimidas.
– desplegar la capacidad de establecer límites.
– perdonar a los demás y a nosotros mismos.
– nos liberamos de la necesidad de aprobación ajena y de las carencias que
nos causan dependencia de los demás.
– recuperamos la autoestima y nos sentimos realmente amados.

“Nunca es tarde para tener una infancia feliz”

Tom Robbins.

Contacta

Si tienes dudas acerca de la terapia o quieras contratar una, puedes contactarnos y resolveromos tus dudas.

5 + 10 =

629 13 74 10

info@holisticamalaika.com